arquitectura y manufactura | distribuidor oficial para colombia
KEIM - pinturas minerales al silicato

El silicato potásico - el ligante de las pinturas de silicato:  

Natural, mineral y con un principio de adherencia genial.

El componente más importante y determinante para la calidad de una pintura, es el ligante. Aglutina los distintos ingredientes entre sí y sobre todo asegura la adherencia de la pintura al soporte. Se distingue entre ligantes inorgánicos (minerales) y orgánicos.   Los ligantes inorgánicos se obtienen a partir de materias primas minerales. El ligante mineral más duradero en pinturas es el silicato potásico.

  

 

edificio en concreto manchado después de aplicar silicatos KEIM

 

 

 El concepto subyacente a la adhesión de las pinturas de silicato: un fuerte lazo

Los ligantes minerales reaccionan químicamente con el soporte. El principio de la técnica de silicato se basa en el proceso de silicatización del ligante con el soporte - un proceso en el que el ligante de silicato potásico reacciona químicamente con el soporte mineral. De esta forma, se crea una unión firme e insoluble entre la pintura y su sustrato (revoco, piedra natural, hormigón, etc.). El corte en sección muestra este proceso de petrificación con KEIM Fixativ (silicato potásico líquido) coloreado. Esta unión química es uno de los aspectos decisivos para la durabilidad inigualada de la pintura de silicato KEIM.

 petrografía de pintura al silicato KEIM
El efecto de las veladuras:  Con un mayor o menor grado de dilución se pueden obtener efectos de velado es decir transparencias que ponen en evidencia la textura y características del material de soporte de las pinturas, logrando así apariencias de tipo artístico permitiendo que materiales como el concreto y sus áridos mantengan el protagonismo en la fachada pero mejorando la homogeneidad y aspecto satisfactorio de la superficie.
 

 

El soporte y la cobertura mineral a base de silicatos forman un solo elemento imposible de desligar y estable y duradero ya que incluso los pigmentos utilizados son de base inorgánica por lo que no son alterables por efecto de los rayos ultravioleta. 

 

 

imagen de una fachada pintada con pintura ecológicas al silicato KEIM

La diferencia con las pinturas sintéticas:

 

Los ligantes orgánicos, como resinas sintéticas en dispersión o emulsiones siliconadas, se basan en la química de hidrocarburos (petroquímica), que conocemos también del sector de los adhesivos. Su adherencia sólo se produce mediante adhesión fisica, unión que no puede mantenerse permanentemente, ocurriendo casi siempre un desprendimiento de la cobertura o efectos como craquelado o burbujas de aire bajo la cobertura, producidas por la eliminación de humedad y aire desde el soporte, impedido por la capa impermeable al vapor de agua que constituye la pintra sintética..  Por otra parte, bien conocidos son los efectos nocivos que la industria de los combustibles fósiles provoca en el medio ambiente.

Las pinturas acrílicas se degradan en sales lo que favorece la aparición de mohos, hongos y algas que perjudican la salud y deterioran la superficie recubierta con estas pinturas.

Aunque muchas de ellas llevan en la etiqueta "esencias minerales" pero la mayoría de ellas viene de la química del petróleo.

 

imagen de una fachada pintada con pintura acrílica -  se observan mohos y burbujas